Carlos Cruz-Diez, patrimonio de Madrid

Carlos Cruz-Diez es uno de los venezolanos más célebres en el arte contemporáneo. El caraqueño nació el 17 de agosto de 1923, estudió en la Escuela de Bellas Artes de Caracas y trabajó como diseñador gráfico, director creativo e ilustrador. Cruz-Diez reflexionó sobre qué decir y cómo decirlo; labró su camino como artista moderno al investigar las posibilidades del color y desarrollar un lenguaje propio.

Carlos Cruz-Diez en su casa en París, 1964

Cruz-Diez trabajando en su taller en La Florida, Caracas, 1980
“Cuando tuve claro que el arte era inventar un discurso e inventar la pintura, porque así lo habían hecho mis predecesores, todo cambió. Y es que Giotto inventa la pintura, Velásquez inventa la pintura, al igual que Mondrian y Picasso. Así que yo también me sentía en la obligación de inventar la pintura. Si quería trascender y dar algo a la sociedad tenía que inventar algo que significara un aporte al espíritu de la sociedad. Dibujar me fascinaba, me ganaba la vida dibujando, pero yo me comparaba con los grandes dibujantes de la historia. Al lado de Picasso ya no se podía hacer más nada, y ni hablar de los anteriores, de los renacentistas, de los manieristas. Todo estaba hecho de la manera más grandiosa”.


Un año antes de mudarse a París, en 1959, Carlos Cruz-Diez inició su formulación cinética con Fisiocromía N1. Desde 1967, el artista cinético realiza intervenciones urbanas y arquitectónicas. Cada una de sus obras es una experiencia que amplía nuestra percepción. A sus 94 años, Cruz-Diez continúa investigando en su taller las posibilidades del color en otros soportes y formas.En el Arte Óptico (Op-Art) la pintura es vista como fenómeno de la percepción.  Los efectos ópticos se basan en las reacciones del ojo humano ante ciertos estímulos. El Op-Art es la etapa anterior del Cinetismo, un movimiento donde el espectador se integra a la obra en el espacio y en el tiempo. Los artistas requieren asistentes porque trabajan con materiales y técnicas modernas, emplean procedimientos industriales para construir sus obras de serie. Algunos artistas venezolanos que realizaron aportes a estas corrientes de arte son Carlos Cruz-Díez, Jesús Soto, Víctor Valera, Rubén Núñez, Alejandro Otero, Luis Chacón y Omar Carreño.

 Carlos Cruz-Diez en el taller de Las Mercedes, Caracas, 1959

“El transitar a diario por el espacio urbano cambia nuestra personalidad convirtiéndonos en seres rutinarios y obedientes de códigos que nadie cuestiona. El artista puede crear manifestaciones efímeras que generen acontecimientos inéditos capaces de trastocar la ‘linealidad’ citadina y al mismo tiempo que sorprendan la rutina urbana. Es una forma de producir lecturas distintas de tales espacios, y de desacralizar los objetos utilitarios del mobiliario urbano”.

Carlos Cruz-Diez haciendo los pasos peatonales de Caracas, 1970

Hoy, el artista criollo trabaja en la Ambientación cromática Montalbán 11. Desde el 28 de junio hasta el 31 de diciembre, la Galería Odalys de Madrid presenta la futura integración arquitectónica por Carlos Cruz-Diez en un edificio construido en 1916. El inmueble está ubicado en el barrio Los Jerónimos de Madrid, una zona privilegiada que alberga los monumentos neoclásicos de Plaza de la Independencia y la Puerta de Alcalá (el primer arco de triunfo posromano construido en Europa).  Además, está próximo al parque El Retiro, El Real Jardín Botánico, La Plaza de Cibeles, La Puerta de Alcalá, el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza.

 Fachada Montalbán 11, Madrid

El Montalbán 11 se convertirá en patrimonio artístico de la ciudad. Cruz-Diez combina el espacio con el color, crea un viaje sensorial desde la recepción y el ascensor hasta las 10 viviendas. Cruz-Diez quiere que los habitantes y visitantes sean coautores, por ende, las gamas de colores aparecen y desaparecen en función de la intensidad de la luz, el ángulo y la distancia del observador. Los visitantes atravesarán el portal y encontrarán un Couleur Additive à Double Frèquence. El mural de la recepción los llevará hasta el ascensor, donde un mural de la serie Chromointerferencia se modifica en cada planta. Es la primera vez que Carlos Cruz-Diez interviene un ascensor, y diseñó ocho armonías cromáticas diferentes para individualizar cada piso. En cada apartamento los habitantes tendrán una Transcromía que también cambiará en el transcurso del día con el desplazamiento del sol.

Cruz-Diez - Ascensor Montalbán 11, MadridCruz-Diez - Ascensor Montalbán 11, MadridCruz-Diez - Ascensor Montalbán 11, Madrid

Cruz-Diez - Apartamentos Montalbán 11, MadridLos diez propietarios también disfrutarán de una piscina, un spa, un gimnasio, parking robotizado y un jardín interior. Este proyecto de remodelación de ItalInmuebles cuenta con la participación del arquitecto Carlos González Weill (arquitectura Molior), el diseñador de interiores Totón Sánchez (interiorismo Sánchez + Sánchez) y la arquitecta Karina Saravo Sánchez (In Situ Art Projects) de la mano de Carlos Cruz-Diez. Este equipo convertirá el inmueble en un ícono arquitectónico. Las obras de remodelación finalizarán en el primer trimestre del 2019, entonces será posible Vivir en una obra de arte, en el corazón de Madrid.

 

¿Vives en Madrid? ¿Te gustaría mudarte a esta obra de arte?

 

 


Dejar un comentario